Ventajas de planificar las comidas

Organizar tu menú debería llevarte menos de 10 minutos a la semana. Si encuentras un momento para hacerlo te ahorrarás preocupaciones en el día a día en relación a la comida.

Tendrás un control de los platos que comerás cada día y podrás organizar el momento en que tienes que descongelar tus fiambreras o los ingredientes que vayas a necesitar durante el día. También puedes dejar comidas en blanco si vas a comer fuera.

Con tu lista de la compra semanal podrás salir a comprar una vez a la semana, o dos como tu prefieras, pero se acabó salir a comprar cada día para poder nutrir de unos mínimos la nevera y poder hacer la cena del día.

Organiza la despensa y la nevera con los ingredientes que necesitas, congelando aquellos que tardes días en usar y evitando que se estropee la comida.

Decide qué día tienes algo de tiempo para cocinar y coloca allí los platos que requieran algo más de tiempo de preparación, dejando platos más sencillos para los días en que tengas menos tiempo. También puedes reservar para estos días los platos que tengas ya cocinados en congelados en fiambreras, de manera que solo tendrás que descongelarlos.

Aprovecha recetas de otros usuarios y añade alguna tuya para personalizar el menú a tus necesidades. Así comes variado y vas añadiendo platos nuevos a tu dieta cuando te apetezca probar algo diferente. Déjate inspirar por las ideas de otros usuarios y sus recetas.

Ahorras tiempo y dinero con la compra y no malgastas alimentos.